Los mejores instrumentos musicales para la samba

Los mejores instrumentos musicales para la samba

Al pensar en Brasil nos vienen a la cabeza imágenes de fiestas coloridas con predominio del rojo y el verde, los de la bandera del país, bailes sensuales y sobre todo mucha alegría. Los carnavales de Rio de Janeiro llenan el aire del sonido de la samba, el género musical por excelencia del enorme país sudamericano de habla portuguesa, y donde, por cierto, se llama “el samba”.

Este género con orígenes africanos, y con un baile asociado, se da en varias regiones de Brasil y de hecho se considera uno de los símbolos nacionales del país, pero donde pega más fuerte es en la mencionada Rio. Al fin y al cabo, fue en la ciudad carioca donde surgió a finales del siglo XIX gracias a los esclavos africanos que llegaron al país, que una vez convertidos en libertos mezclaron sus ritmos y sus danzas con los locales y así nació la samba, que siguió desarrollándose a principios del siglo XX, cuando también se extendió y adquirió particularidades regionales, menos populares que la original.

samba

Por supuesto el género evolucionó, dio lugar a subgéneros como la conocida bossa nova, creada a finales de los años 50 con fuerte influencia del jazz, y tuvo momentos de más o menos esplendor, pero en los años 80 volvió con fuerza y ha seguido desde entonces triunfando en las calles y los domicilios de los brasileños… y los japoneses, a los que les encanta especialmente la samba.

Ahora bien, aparte de bailarla la samba también se toca, y esto se hace con unos instrumentos, curiosamente nada específicos: sirve casi cualquier cosa, en general de percusión y de cuerda, porque lo que importa es el ritmo.

Tenemos por ejemplo el cavaquinho, un pequeño instrumento de cuerda parecido a la guitarra y sobre todo al ukelele que además, no por casualidad, es típico de la música tradicional portuguesa. También está el surdo, un enorme tambor que marca el tempo de la samba y tiene una importancia especial en la batucada, o el pandeiro, que por el nombre y el aspecto ya nos podemos imaginar que es pariente cercano de nuestra pandereta. Se utiliza, aparte de en la samba, en otros géneros musicales brasileños, igual que el tamborim, instrumento que se le parece mucho pero que es más robusto y puede ser de metal, plástico o madera.

En tiempos más modernos se introdujeron en la samba instrumentos como el banjo o el tantan, una especie de tambor que se toca colocado en posición lateral, pero colgado al cuello del músico. Eran característicos de la samba llamada “pagode“, surgida en los años 80 para modernizar el género.

Pero, como decíamos, prácticamente se puede usar cualquier cosa que permita marcar o seguir el ritmo. Incluso trompetas, porque… ¿quién no recuerda el exitazo mundial que tuvo la canción “Samba de Janeiro” desde su publicación en 1997? Y precisamente su instrumento más destacado, el que más recordamos cuando su melodía nos viene a la cabeza, es la trompeta.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *